Smash Cake Lucas

¡Lucas ha sido nuestro primer cumpleañero en acabarse casi todo el pastel! Tuvimos que pararle para que no se empachara jajaja. De primeras se miró el pastel con recelo pero en cuanto lo probó no pudo parar, le encantaba destrozarlo, llevarse trozos gigantes a la boca y manchar el suelo con la nata... ¡Pura diversión! Y es que las sesiones smash cake son así, divertidas, espontáneas y donde los peques se lo pasan en grande ensuciándose todo lo que no pueden hacer en su casa. El primer año de vida de un niño está lleno de cambios físicos impresionantes, desde bebés hasta los 12 meses es cuando más sesiones les hacemos para poder congelar todos esos cambios vertiginosos. El reportaje del año con las fotos de su primer pastel de cumpleaños tiene que ser así de especial: